Última hora

Última hora

El día que cambió Egipto

Leyendo ahora:

El día que cambió Egipto

Tamaño de texto Aa Aa

El día del Adios a Mubarak empezó en El Cairo tras la oración. Era el decimooctavo día de protestas.

El vicepresidente Omar Suleiman despachó en una sola frase la dimisión del jefe del Estado. “En el nombre de Alá todopoderoso, a todos los ciudadanos; debido a los momentos por lo que atraviesa nuestro país el presidente Mohamed Hosni Mubarak ha decidido dimitir y ha ordenado al Consejo Supremo Militar gestionar los asuntos del Estado”.

Y de inmediato la gran fiesta se desató en todo Egipto. Después de las palabras de Suleiman, la euforia llenó la plaza de Tahrir. Fue un estallido de júbilo en Egipto.

El ejército egipcio cesó a todo el gobierno de Mubarak incluido al vicepresidente Omar Suleiman.

Anunció que no iba a abolir la autoridad civil. Rindió homenaje a las 300 víctimas que causaron las fuerzas policiales de Mubarak. “El Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas ha rendido honores y expresa el aprecio por las almas de los mártires que murieron y sacrificaron sus vidas por la libertad y la seguridad de su país, para nuestra nación, Que Alá nos ayude y apoye”.

Durante todo el resto de la noche se desbordó una mezcla de incredulidad y de euforia, de una población que ha perdido el miedo.

Próxima parada: constitución de un gobierno provisional y convocatoria de elecciones, esta vez en libertad.