Última hora

Última hora

Los egipcios vencen a Mubarak

Leyendo ahora:

Los egipcios vencen a Mubarak

Tamaño de texto Aa Aa

Omar Suleimán, el hasta ayer vicepresidente de Egipto, anunciaba así la renuncia de Mubarak.

“En el nombre de Alá todopoderoso: Apreciados ciudadanos, en estos momentos difíciles por los que atraviesa nuestro país, el presidente Mohamed Hosni Mubarak ha decidido dimitir y ha ordenado al Consejo Supremo Militar gestionar los asuntos del Estado”.

Era la victoria de la revolución del pueblo egipcio.

El mensaje más esperado se hacía realidad la tarde del viernes 11, una fecha ya histórica.

Poco después, el portavoz del Ejército añadía:

“El Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas ha rendido honores y expresa el aprecio por las almas de los mártires que murieron y sacrificaron sus vidas por la libertad y la seguridad de su país, para nuestra nación, Que Alá nos ayude y apoye”.

Y la algarabía se apoderaba de la plaza Tahrir, el epicentro de una revuelta que ha conseguido hacer caer a un dictador en 18 días.

Los gritos anti-Mubarak se convirtieron en jolgorio. Egipto ha sido esta noche el escenario de una gran fiesta. Para muchos, el día más importante de toda una vida. Para otros, los más jóvenes, el inicio de una vida en democracia.

Los cánticos y las muestras de alegría han durado hasta el amanecer y jóvenes soldados se fundían en abrazos con los manifestantes: el triunfo es de todos. La primera noche sin Mubarak ha sido larga.

El próximo paso, la transición pacífica hacia una sociedad democrática no será fácil. Se abren grandes esperanzas, pero también grandes interrogantes.