Última hora

Última hora

LLegada masiva de clandestinos tunecinos a Italia

Leyendo ahora:

LLegada masiva de clandestinos tunecinos a Italia

Tamaño de texto Aa Aa

LLegan por decenas amontonados en pequeñas embarcaciones. Desde hace una semana, cerca de 5.500 immigrantes sin papeles han desembarcado en la costa sur de Italia procedentes, principalmente de Túnez. Este flujo masivo continúa, sobre todo hacia la isla de Lampedusa que vive una situación de emergencia.
 
 
 
Habitada por seis mil personas, esta minúscula isla italiana está a sólo 138 kilómetros de la costa tunecina.
 
 
 
Cientos de jóvenes tunecinos, originarios de las ciudades de Zarzis, Ben Guerdane, Tataoiune, Medenine y Gafsa, marcadas por un alto índice de paro, optaron por tomar el camino del éxodo hacia Europa:
 
 
 
“No tenemos miedo de pasar de Yerba a Lampedusa. Hemos estado 24 horas en un barco. Hemos pagado casi 2000 dinares, cerca de 1500 euros”
 
 
 
El sábado, Italia declaró la urgencia humanitaria y reabrió el centro de identificación y expulsión de inmigrantes de Lampedusa, donde se hacinan más de 2000 personas, sobre todo hombres jóvenes procedentes de Túnez.
 
 
“Vengo de Túnez, todo el mundo que está aquí viene de allí. Tenemos miedo después de la revolución que ha tenido lugar porque nada ha cambiado por ahora. Desde el 14 de enero no ha cambiado nada. Los que estamos aquí no pedimos nada, sólo la posibilidad de encontrar un trabajo en Europa”
 
 
 
 
Ya en el pasado, Italia ha vivido importantes oleadas de inmigración, pero desde el controvertido acuerdo firmado en 2008 con Trípoli, el número de inmigrantes ha descendido de 36.000 a 9.500 en 2009 y a 4.300 el año pasado.
 
 
Pero esta oleada ha cogido por sorpresa a Italia y a la Unión Europea. Mario Marazziti de la Comunidad Sant’Egidio:
 
 
“Creo que es correcto que en una crisis internacional se convoque inmediatamente una mesa redonda europea para decidir quién puede ayudar a Italia a cargar con este peso”
 
 
Según Marazziti, que compara este éxodo hacia Italia con el de los albaneses tras la caída del comunismo, el flujo de ilegales no va a detenerse.