Última hora

Última hora

Una nueva válvula de corazón para bebés

Leyendo ahora:

Una nueva válvula de corazón para bebés

Tamaño de texto Aa Aa

Un nuevo proyecto estudia crear válvulas de corazón reales hechas con células del propio paciente.

Simon Hoerstrupp está a punto de hacer un descubrimiento médico, desarrollar válvulas coronarias de repuesto que crecen con el paciente.

Se usarán en niños recién nacidos con problemas de corazón congénitos.

“Primero queremos crear una válvula de corazón con las células del bebé, a esto lo llamamos ingeniería de tejidos. Cogemos las células del bebé, las ponemos en un material que tiene forma de válvula de corazón, y luego crece y forma una nueva válvula de corazón, una válvula de corazón viva”- nos explica.

Un uno por ciento de los neonatos tiene malformaciones en el corazón, y la mitad de ellos necesitan cirugía a corazón abierto.

Algo que no será necesario gracias a esta nueva técnica…

“Lo que haríamos es implantar una válvula stent en el corazón sin necesidad de operar, la podemos introducir por una vena y se coloca sola en su lugar. Así se reemplaza la válvula defectuosa con esta nueva”

El Profesor Hoerstrup ha fundado una compañía médica para desarrollar esta tecnología.

La ingeniería de tejidos es un nuevo campo y poner un producto en el mercado es algo muy complejo.

“Es un proceso que no está establecido, y ocurre lo mismo con las autoridades que tienen que regularlo. Tenemos que trabajar conjuntamente con las autoridades para evaluar la eficacia y la seguridad del producto.”

Xeltis es uno de los 8 participantes en el proyecto de la Unión Europea para desarrollar válvulas de corazón.

“Hay otro socio en Berlín que se dedica a la tecnología mínimamente invasiva de implantación. Y otro socio importante en Holanda, en Eindhoven. Ellos tienen el conocimiento fundamental sobre polímeros. Entre todos juntamos nuestras habilidades, es la única manera de avanzar rápidamente.”

Se espera que para 2014 los primeros pacientes estén recibiendo válvulas de corazón hechas con sus propias células.

“Personalmente estoy muy emocionado con el proyecto. Ahora estamos entrando en la fase clínica, después de mucho tiempo de trabajo pre clínico. Por fin podemos empezar a tratar pacientes pediátricos con esta nueva tecnología”

http://ec.europa.eu/research/health/pdf/event01/ih-2010-simon-p-hoerstrup.pdf

http://www.xeltis.com/