Última hora

Última hora

La capital de Baréin inundada de descontento

Leyendo ahora:

La capital de Baréin inundada de descontento

Tamaño de texto Aa Aa

Decenas de miles de personas han llenado a reventar la gran avenida de Manama que conduce a la plaza de la Perla, epicentro de la revuelta popular en este pequeño reino del Golfo Pérsico.

En un país con apenas un millón de habitantes, la movilización cotra el régimen ha sido enorme y a ella se han sumano numerosos policías y militares, que la semana pasada reprimían de forma sangrienta las protestas, dejando siete muertos.

“Hemos decidido que nuestro trabajo es proteger a la gente y no agredirla. Las armas que hemos usado contra ellos son las armas de la vergüenza, armas que deberían usarse para proteger al pueblo y no contra él. Por eso estamos aquí”, dice un policía.

Esta revuelta refleja el hartazgo de la mayoría chií, que se siente discriminada y oprimida por el poder, controlado por la dinastía suní de los Al Jalifa.

“Este pacífico pueblo musulmán levanta hoy la bandera de la patria para decir que queremos libertad. La hemos reclamado durante décadas. Nos la han negado y ahora insistimos en obtenerla”, dice Husein al-Deehi, uno de los líderes de la oposición chií. Una oposición que exige la instauración de una monarquía constitucional y no el régimen actual, dominado de arriba a abajo por la familia real.

El rey de Baréin viajará este miércoles a la vecina Arabia Saudí, que teme un contagio de la revuelta a sus provincias orientales ricas en petróleo.