Última hora

Última hora

Las fronteras de Túnez y Egipto se preparan para una marea humana desde Libia

Leyendo ahora:

Las fronteras de Túnez y Egipto se preparan para una marea humana desde Libia

Tamaño de texto Aa Aa

Un sálvese quien pueda resuena en Libia. Decenas de miles de personas huyen hacia Egipto y Túnez. La mayoría son trabajadores de esos países que intentan escapar del caos y la violencia que se han desatado en Libia, y regresar a casa.

En los próximos días se espera una auténtica avalancha humana en los pasos fronterizos. Las autoridades egipcias están reforzando sus fronteras y levantando hospitales de campaña. “Todos llevan armas. Hay confusión, ninguna seguridad. No podemos seguir allí. Volvemos a nuestro país porque la situación es crítica, muy grave”, dice un médico egipcio, que trabajaba en Tobruk y acaba de cruzar la frontera. Otro compatriota explica la situación: “No se sabe de dónde vienen. No son libios. Son africanos, mercenarios. Disparan a la gente al azar. La gente intenta protegerse de esos mercenarios en localidades como Tobruk, Bengasi o Al Baida, y de los ataques desde los aviones”

Cerca de un millón de egipcios vive y trabaja en Libia y alrededor de 30.000 tunecinos, que temen convertirse en víctimas de quienes les consideran culpables del levantamiento popular.

Un tunecino besa el suelo de su patria, exhausto tras haber dejado su coche y marchado por el desierto libio hasta alcanzar la frontera. “Hay gente allí, en ese país, que corre el riesgo de morir”, dice apuntando hacia atrás.

No hay guardafronteras libios porque han huído. Ya en territorio tunecino, la Media Luna Roja se encarga en evacuar en autobuses a los miles de refugiados que llegan.