Última hora

Última hora

En busca del milagro en Christchurch

Leyendo ahora:

En busca del milagro en Christchurch

Tamaño de texto Aa Aa

Cada minuto que pasa disminuyen las esperanzas de encontrar alguien con vida en la ciudad neozelandesa de Christchurch. Más de 200 personas siguen desaparecidas y no dejan de encontrar cadáveres bajo los escombros del terremoto del martes. Los muertos casi alcanzan el centenar.

En el epicentro de la tragedia sigue estando el edificio CTV, bajo el que quedaron sepultadas más de 120 personas, incluidos chicos jóvenes, japoneses y de otros países, que estaban en una escuela de inglés. Expertos japoneses vuelven a buscar un soplo de vida en este lugar abandonado por los equipos de rescate neozelandeses, que creen imposible que haya supervivientes.

Mientras tanto, el corazón de la segunda ciudad de Nueva Zelanda intenta volver a latir. El setenta y cinco por ciento de la población tiene de nuevo suministro eléctrico, anunciaba un responsable de la compañía. El agua potable, en cambio, depende de una red de tuberías muy dañada por el terremoto y el centenar de réplicas que le han seguido.

La ciudad sigue bajo el toque de queda, con patrullas militares en cada esquina para evitar pillajes y que la gente ronde de noche cerca de edificios, que pueden derrumbarse en cualquier momento.