Última hora

Última hora

La UE acusada de pasividad

Leyendo ahora:

La UE acusada de pasividad

Tamaño de texto Aa Aa

Unión Europea, ¿Por qué este silencio?

Han venido a Bruselas a planetar la pregunta que levanta ampollas. Reprochan a Europa su timidez, su respuesta demasiado comedida frente a la masacre desencadenada por Gadafi en Libia.

Los desacuerdos entre los 27 países de la Unión Europea han vuelto a dar una imagen de debilidad frente al vecino y suministrador de hidrocarburos de la rivera sur del mediterráneo.

No obstante, ayer, los 27 decidieron aumentar la presión sobre Gadafi, tras la reunión del Comité Político y de Seguridad de la UE:

“La UE, los 27 Estados Miembros, han acordado expresar su profunda preocupación por la actual situación. Hemos decidido también que habrá un compromiso a nivel europeo para tomar nuevas medidas si la situación continúa”

En otras palabras, la UE estudia tres tipos de sanciones contra Gadafi:

1- Congelación de sus bienes

2- prohibición o restricción de viajar a la UE

3- embargo de armas.

Los países de la UE ya han cesado las entregas de armas y equipamiento militar a Trípoli, y el martes, Catherine Ashton anunció la suspensión de las negociaciones para establecer un acuerdo marco de relación bilateral UE-Libia.

Para Europa la situación es de una enorme complejidad: para empezar, tiene que evacuar de Libia a cerca de 10.000 ciudadanos de la Unión antes de aplicar sanciones que podrían ponerles en peligro. La mayoría son empleados de empresas europeas que han invertido en Libia, sobre todo en el petróleo y el gas.

En efecto, Libia exporta a Europa el 85% de su producción energética. Algunos gobiernos europeos se preocupan de las repercusiones económicas si las sanciones se adoptan demasiado pronto.

Es el caso de Italia: Libia cubre el 10% de sus necesidades energéticas. Trípoli es además uno de los principales socios comerciales de Roma.