Última hora

Última hora

Tu amigo robot

Leyendo ahora:

Tu amigo robot

Tamaño de texto Aa Aa

“Un robot es una de las mejores respuestas, la mejor respuesta tecnológica para que las personas dependientes puedan permanecer en su domicilio”, asegura Vincent Dupourqué, presidente de Robosoft. Esta compañía ha creado a Kompai, un robot de compañía.

El autómata nació en un taller de las afueras de Biarritz, en el sur de Francia, y es fruto de un proyecto de la Unión Europea destinado a mejorar las condiciones de vida de las personas mayores o discapacitadas. El resultado es una mezcla de asistente social, perro guardián y ordenador. Así lo describe el ingeniero, Arnaud Lago:

“Es una plataforma robótica móvil capaz de desplazarse de manera automática por un apartamento. Está dotada de láser, sensor de distancia para la navegación y por seguridad, pantalla táctil de ordenador, dos micrófonos y una cámara para que la persona pueda hablar con un interlocutor a distancia.”

Kompai es capaz de ir adonde tú le digas, ayudarte con la lista de la compra o jugar contigo. Además, te permite ver y oír a tus seres queridos. Y a ellos les sirve para comprobar que todo está en orden.

“En lugar de decirle a un equipo que recorra 50 kilómetros para ver si la persona se ha caído de verdad o si era un error del sensor, guiamos al robot con radiocontrol y le decimos que busque a la persona. Gracias a las cámaras, podemos detectar si la persona efectivamente se ha caído o no”, explica Lago.

Este robot es un prototipo y todavía hay que trabajar en su interacción con los seres humanos y con el entorno, como asegura el ingeniero:

“Lo primero que queremos mejorar es el sorteo de obstáculos, que sea capaz de esquivar los objetos que se cruzan en su camino.”

Los creadores de Kompai consideran que este artilugio puede ser muy útil en un continente que cuenta con un número cada vez mayor de personas ancianas. Para ellos, es algo más que un objeto práctico, ya que aseguran que también hace compañía:

“La mayoría de la gente está muy a gusto con el robot. En los primeros ensayos, hemos visto cómo algunos pacientes olvidaban que se trataba de una máquina a los pocos minutos y le hablaban como si fuera una persona”, concluye Dupourqué.

Más información en:

www.robosoft.com/eng/actualite_detail.php?id=1027

www.mobiserv.eu/