Última hora

Última hora

Circulación sobre el mar helado en Estonia

Leyendo ahora:

Circulación sobre el mar helado en Estonia

Tamaño de texto Aa Aa

Una carretera sobre el hielo… Esta es la ventaja de los inviernos más fríos en Estonia, que permiten temporalmente la circulación de los vechículos entre la parte continental y una de las islas más importantes del país, en el mar Báltico.

La carretera provisional se traza entre la ciudad porturaria de Rohukula y la isla de Hiiumaa. En total son 25 kilómetros, que las autoridades estonias piensan abrir este sábado para ahorrar el desplazamiento más largo en ferry.

“Las tres cosas más peligrosas para las carreteras de hielo, explicó un responsable local de tráfico, son la alta densidad del tráfico, así como el sol y unas fluctuaciones muy fuertes de la temperatura y, especialmente, el frío que provoca grietas internas”.

Aunque el millar de vehículos que circulan diariamente lo deben hacer separados, la ventaja para los isleños es clara porque pasan de las dos horas y media en ferry a únicamente media hora en coche.

“Es más rápido y cuesta menos”, se felicita una conductora. “Y además es mucho más romántico y bonito. Mi abuelo acostumbraba a hacer la travesía en un coche de caballos”.

El grosor mínimo requerido de hielo es de 25 centímetros y el tiempo de apertura de la carretera dependerá de la evolución de las temperaturas.