Última hora

Última hora

Libia: por qué una zona de exclusión aérea

Leyendo ahora:

Libia: por qué una zona de exclusión aérea

Tamaño de texto Aa Aa

Una zona de exclusión aérea sobre Libia. Es la sanción sobre la que aún se discute, la que forzaría definitivamente la salida de Muamar el Gadafi, la que significaría que la comunidad internacional entra en la contienda libia.

Serán otros los motivos, pero la OTAN ha iniciado maniobras en la base española de Cartajena y EEUU ya ha movilizado sus fuerzas navales en el Mediterráneo.

Ayer Barack Obama se reunió en la Casa Blanca con el secretario general de Naciones Unidas y puso la opción sobre la mesa. Lo que sea, con tal de frenar el baño de sangre. Pero EEUU y la UE quieren que sea el Consejo de Seguridad quien avale la medida. Asumiendo el papel protagonista que le adjudica la comunidad internacional en la coordinación de la respuesta a la crisis libia, Ban Ki Moon se ratificó ayer tras su encuentro con Obama en que Gadafi ha perdido toda legitimidad y la situación, aseguró, “es inaceptable. Tiene que escuchar, cuanto antes, el clamor de su pueblo”.

El dictador libio respondía a carcajadas en una entrevista concedida a un pequeño grupo de periodistas occidentales. “Mi pueblo me ama”, dice, “daría la vida por mí”.

Su desapego de la realidad lleva a muchos de los 6,5 millones de libios a temer lo peor. Las armas químicas. O una carnicería desde el aire.

A medio camino entre Bengasi y Trípoli, en la ciudad de Sirte unos 3.000 individuos leales y bien armados se hacen fuertes. Es la región natal de Gadafi.

La insurgencia controla la zona este y avanza en la toma del oeste del país. Pero es la caída de la capital, Trípoli, la que marcaría el fin del odiado régimen.

Los insurgentesn tienen problemas para abastecerse de municiones y armas y mantener el control de las regiones sublevadas. Por eso piden, cuanto antes, la intervención internacional.