Última hora

Última hora

Olvidados por sus gobiernos

Leyendo ahora:

Olvidados por sus gobiernos

Tamaño de texto Aa Aa

Duro despertar en Ras Jedir. Míles de refugiados han pasado otra noche en Túnez casi al raso. Muchos llevan acampados más de una semana. Están esperando que vengan a buscarlos para llevárselos a otro campo, el de Shusha, donde hay más de 12.000 evacuados de diferentes nacionalidades. El descontento crece. Además de egipcios, en Ras Jedir hay ciudadanos de Vietnam, Bangladesh y otros países asiáticos. La mayoría piensa que sus gobiernos se ha desentendido de ellos.

“Queremos volver a casa dice un ciudadano de Bangladesh. Por favor, ayúdennos. No podemos más. Por favor sáquennos de aquí”.

“Ayer estabamos sentados viendo como llegaban autocares sin parar añade uno de sus compañeros. Vinieron muchos, pero no pudimos coger ninguno porque nadie nos ha dado los papeles que deberíamos tener para salir de aquí”.

Sobreviven con la ayuda internacional y no saben cuánto tiempo va a pasar antes de que puedan abandonar este lugar. Nadie les dice nada. Entre tanto, del otro lado de la frontera, en el lado libio, han comenzado a levantar el campamento que hasta hace sólo dos días albergaba a más de 10.000 personas. Los últimos refugiados que permanecían allí se marcharon ayer.