Última hora

Última hora

La ONU ante el desafío de establecer una zona de exclusión aérea en Libia

Leyendo ahora:

La ONU ante el desafío de establecer una zona de exclusión aérea en Libia

Tamaño de texto Aa Aa

Zona de exclusion aérea ya. Esta es la demanda desesperada de los rebeldes de Bengasi a Naciones Unidas para conseguir parar los ataques aéreos de Gadafi. Un tipo de intervención militar cuyos riesgos son difíciles de evaluar.

El miércoles, en el Parlamento Europeo, los representantes de la oposición libia se mostraron favorables a esta medida, aunque con condiciones.

“Si la zona de exclusión aérea es la forma que tenemos para detener o frenar a esa máquina de matar, adelante, aunque con una condición: que no haya presencia física de ningún soldado extranjero en suelo libio, eso es algo que rechazamos totalmente”, explicó Mahmud Jebril.

En la sede de la OTAN las condiciones para llevar a cabo una medida de tal envergadura también están a la orden del día. Para su Secretario General, la OTAN necesita, antes de nada, la prueba de que su asistencia es necesaria. “Cualquier operación de la Alianza Atlántica necesitará además un mandato de la ONU y finalmente el apoyo de los países de la región”, dijo a euronews Anders Fogh Rasmussen.

Pero alcanzar un acuerdo en Naciones Unidas para imponer una zona de exclusión aérea sobre Libia no será tarea fácil. China y Rusia ya han mostrado sus reticencias. Y su postura ha de tenerse en cuenta puesto que junto con Estados Unidos, el Reino Unido y Francia, Pekín y Moscú son miembros permanentes del Consejo de Seguridad con derecho a veto. A este Consejo pertenecen además otros diez miembros no permanentes que no poseen este derecho. Para que una resolución sea aprobada se necesitan 9 votos a favor y ningún veto.

Acordar un paquete de sanciones contra Libia fue sin embargo más fácil a finales de febrero. Las deliberaciones duraron apenas cuatro días. Un embargo sobre la venta de armas, la prohibición de visado a los responsables del régimen y la congelación de los bienes de la familia Gadafi son algunas de estas sanciones.

Pero establecer una zona de exclusión aérea será para el Consejo de Seguridad un gran desafío, una aventura arriesgada sobre todo para aquellos que tienen en mente el Iraq postSadam. Washington se ha mostrado en esta ocasión prudente.

“Una zona de exclusión empieza por un ataque contra Libia para destruir las defensas antiaéreas. Es así como se establece una zona de exclusión”, recordó Robert Gates, Secretario de Defensa estadounidense.

Otro debate será el del nivel de restricción. La prohibición de volar para las fuerzas de Gadafi podrá limitarse a las zonas rebeldes pero también podría afectar a todo el territorio libio.

En este segundo caso la tarea no será nada fácil para la comunidad internacional.

Pascal Boniface: En Libia, se configura una guerra civil