Última hora

Última hora

Temblores interminables

Leyendo ahora:

Temblores interminables

Tamaño de texto Aa Aa

Una veintena de réplicas de hasta 7 grados en la escala de Richter ha empeorado las consecuencias del primer seísmo, cuyos temblores duraron varios minutos.

A pesar de que los japonenes están acostumbrados a los terremotos, hoy, viven una de las peores catástrofes de su historia.

Mientras en las oficinas y comercios los objetos caían al suelo y los ascensores dejaban de funcionar, los ciudadanos se precipitaban a las calles. Los transportes han sido interrumpidos en gran parte del archipiélago lo que ha obligado a miles de personas a pasar la noche en sus lugares de trabajo.

El seísmo se ha producido cerca de la isla de Honshu a unos 400 kilómetros de Tokio, la capital.

El aeropuerto internacional de Narita, al este de la capital, ha suspendido sus vuelos.

Cerca de cuatro millones de personas están privadas de electricidad.

Los daños en las infraestucturas del país son considerables. Diversos tramos de autopistas han sufrido fracturas de gran envergadura.

El ministerio de Defensa ha movilizado a su flota y a centenares de soldados para participar en las labores de rescate.

Se han declarado 80 incendios en distintas ciudades de la costa noreste de Japón. Uno de los más importantes afecta a la refinería de Iichihara en la región de Tokio.

Otro incendio aunque ya ha sido extinguido ha alcanzado a la central nuclear de Onagawa. El riesgo de fuga radioactiva aumenta en la planta nuclear de Fukushima, según la agencia Jiji.