Última hora

Última hora

"Aquí 300 personas. Ayuda"

Leyendo ahora:

"Aquí 300 personas. Ayuda"

Tamaño de texto Aa Aa

SOS” han escrito con letras gigantes en el tejado de un hospital de Iwanuma. “Aquí, 300 personas, ayuda”, se puede leer en otra terraza de esta localidad del noreste japonés. Es la súplica de miles de personas que siguen atrapadas en Japón y esperan la llegada de los equipos de rescate.

Dos mujeres cuentan, a salvo dentro de un vehículo militar, cómo una ola gigante las atrapó cuando intentaban huír en coche de la localidad de Sendai.

Los equipos de rescate trabajan a destajo socorriendo a las víctimas.

En Oarai, a apenas cien kilómetros de Tokio, un barco está acostado en tierra firme. La fuerza descomunal del tsunami se llevó todo por delante. “Todo los electrodomésticos estaban desperdigados. La lavadora llegó hasta aquí”, cuenta un hombre señalando a una altura de metro y medio. “El agua empezó a subir y de repente entró, llevándose todo y luego se retiró”, relata una chica.

El ejército japonés ha encontrado entre 300 y 400 cadáveres en Rikuzentakata, un puerto en el noreste japonés arrasado por una ola gigante.