Última hora

Última hora

Una ola gigantesca devasta Japón

Leyendo ahora:

Una ola gigantesca devasta Japón

Tamaño de texto Aa Aa

La naturaleza desata toda su ira. Un terremoto registrado en el océano Pacífico, de 8.9 grados en la escala Richter, provocó el viernes un tsunami que arrasó la costa noreste de Japón.

La gigantesca ola de diez metros de altura golpeo el litoral, arrastrando coches, casas, carreteras y barcos, penetrando 5 kilómetros hacia el interior. Las cifras de muertos aumentan a medida que pasa el tiempo, pero las autoridades creen que podrían superar el millar. Hay cerca de 600 desaparecidos y unos 800 heridos.

El temblor ha destrozado unas 1.800 viviendas en todo al país, afectando también al suministro de gas y electricidad.

El aeropuerto de la ciudad de Sendai, a 125 kilómetros del epicentro, quedó completamente inundado. Las autoridades afirman que han encontrado entre 200 y 300 cuerpos sin vida en esta ciudad.

Los testigos del macabro espéctaculo intentaban alcanzar la parte más alta de los edificios para ponerse a salvo.

A pesar de ser un país con estrictas medidas en la construcción debido a estar localizado en un enclave de gran actividad sísmica, en el interior de los edificios también se vivieron escenas de pánico.

En las horas siguientes, se registraron más de 50 réplicas, algunas de más de 6 grados.

Varios incendios también amenazaron a la población, algunos de ellos próximos a refinerías y centrales nucleares. Japón intenta recuperar el aliento tras la irrupción del quinto peor terremoto registrado en el mundo desde 1900.