Última hora

Última hora

Fukushima: sucesión de fallos vinculados con los sistemas de refrigeración

Leyendo ahora:

Fukushima: sucesión de fallos vinculados con los sistemas de refrigeración

Tamaño de texto Aa Aa

Sábado 12 de marzo: una explosión destruye el edificio en el que se encuentra el reactor número uno de la central de Fukushima Daiichi.

Dos días después, otra explosión se produce en la estructura del reactor número 3.

Definitivamente, algo va mal en la central nuclear tras el seísmo y el tsunami del viernes.

La TEPCO, que explota la central, se ve obligada a anunciarlo:

“A las once y un minuto hora local, se produjo un ruido ensordecedor en el reactor número 3 y a continuación, se levantó una nube de humo blanco. Creemos que se trata de una explosión de hidrógeno”

Aunque concebidos para resistir a los seísmos, los sistemas de seguridad de la central de Fukushima Daiichi van fallando uno tras otro.

El riesgo letal es que se produzca un sobrecalentamiento del núcleo de los reactores que deben estar permanentemente refrigerados por agua. Si la temperatura sube hasta la fusión del uranio y los elementos metálicos, se forma un magma altamente radiactivo.

Cuando se produjo el seísmo, de magnitud 9, los reactores se pararon como estaba previsto, pero un corte de electricidad detuv también el circuito de refrigeración de agua en el núcleo.

El sistema de refrigeración alternativo se activó entonces para bajar la temperatura que sigue subiendo en el núcleo. Pero una hora más tarde, los generadores de emergencia dejaron de funcionar. Los expertos creen que resultaron dañados por el tsunami.

En ese momento se puso en marcha el tercer sistema, que convierte el vapor de agua que se forma en el reactor en agua que vuelve a ser enviada al interior para refrigerarlo.

Pero también este sistema falló. El nivel de agua descendió dejando las barras de combustible en seco.

La causa más probable es una fuga de agua en el reactor.

El último recurso para evitar la fusión es rellenar el reactor y su vasija con agua de mar.

Desde el viernes, los accidentes vinculados a los daños en los sistemas de refrigeración se suceden en Fukushima. La primera explosión se produjo en el reactor número uno, posteriormente en el 3 y por último en el dos.

En el reactor cuatro se declaró un incendio.

Los expertos tardarán en comprender lo que ha sucedido realmente en Fukushima, pero saben ya que es extremadamente grave.