Última hora

Última hora

La reputación de Renault, en la picota

Leyendo ahora:

La reputación de Renault, en la picota

Tamaño de texto Aa Aa

La imagen del constructor francés se ha visto seriamente dañada tras despedir injustamente a tres directivos, acusados de vender secretos industriales pertenecientes a su teconología para coches eléctricos.

“Me equivoqué. Nos equivocamos y tras oir las conclusiones del Fiscal General de París, parce que nos han engañado”, decía Carlos Ghosn, su consejero delegado.

Los afectados fueron Michel Balthazard y Bertrand Rochette, número 1 y 2 del del departamento de ingeniería avanzada, y Matthieu Tenenbaum, vicedirector de la división de coches eléctricos.

El abogado de éste último, Thibault de Montbrial, advertía de que las excusas públicas no serán suficientes: “Ahora tenemos que ver si Renault y mi cliente coinciden en la validez de las excusas presentadas y en lo que ha costado al señor Tenenbaum, a nivel profesional, a nivel personal y en cuanto a su salud, los meses absolutamente terribles que acaba de pasar”.

El escándalo se reorienta ahora hacia una estafa, tras el arresto de Dominique Gevrey, uno de sus responsables de seguridad, que logró 300.000 euros de Renault para pagar a las supuestas fuentes que acusaban a los tres directivos.