Última hora

Última hora

Fukushima desata la alarma mundial

Leyendo ahora:

Fukushima desata la alarma mundial

Tamaño de texto Aa Aa

La catástrofe nuclear en Japón ha desatado la inquietud en la otra orilla del Pacífico.

Estados Unidos cuenta con 104 reactores. A orillas del océano, la central nuclear de San Onofre convive con los surfistas. California también forma parte de la zona sísmica del cinturón de fuego del Pacífico.

Sandy Heiberg, residente en San Onofre:

“He vivido aquí 25 años, y siempre tienes en un rincón del cerebro el peligro que podría suponer un terremoto. Pero en el día a día, no siento que haya ningún peligro. Sé que hacen pruebas y que es bastante segura. Yo me siento bastante segura. Pero por si acaso tengo mis pastillas de yoduro de potasio en caso de que se produzca una fuga”

Para este otro residente, la central no está a salvo de un tsunami.

“Dicen que este muro de nueve metros y medio resistiría a un tsunami, pero no lo creo. Estoy convencido de que el tsunami pasaría justo por encima del muro, seguro, sobre todo si es uno grande”

China, extremadamente voraz en energía, es el país en el que la nuclear se desarrolla más deprisa.

Pekín, que tiene actualmente 13 reactores, quiere multiplicar por 8 la producción de electricidad nuclear en una década. Doce plantas como esta, en Hongyanhe, están en fase de construcción y hay proyectos para construir otras tantas. un ritmo demasiado frenético según este experto:

Han Xiaoping, portavoz de China Energy:

“A ese ritmo es difícil que el gobierno pueda controlar adecuadamente las instalaciones. Tanto la construcción y el diseño de las plantas como las obras en sí pueden presentar numerosos problemas”

En Alemania, con 17 reactores nucleares, más que preocupación las centrales nucleares suscitan el rechazo casi unánime de la población. El accidente de Fukushima Daiichi no ha hecho más que reforzar esa oposición. Los reactores de la central de Neckarwestheim están entre los siete que interrumpirán su actividad durante tres meses tras lo sucedido en Japón.

“Tenemos una sensación extraña viviendo tan cerca de una central nuclear tan antigua como la de Neckerwestheim -asegura esta residente en la zona-Hace 35 años que estoy aquí y tanto mi marido como yo misma, creemos que deben cerrarla. Hay suficientes energías alternativas como la energía hidráulica y la solar”

Pero en Europa, Francia es la campeona de la energía atómica, con 58 reactores.

La población que vive al lado de las centrales tiene que participar en simulacros cada cinco años y tener a mano las pastillas de yoduro de potasio que hay que ingerir en caso de accidente nuclear.