Última hora

Última hora

Luis Echávarri: "La radioactividad se notará en todo el globo"

Leyendo ahora:

Luis Echávarri: "La radioactividad se notará en todo el globo"

Tamaño de texto Aa Aa

Beatriz Beiras. euronews:
Tenemos con nosotros desde París a Luis Echávarri, director general de la Agencia de la Energía Nuclear de la OCDE.

Señor Echávarri, el OIEA ha confirmado que los núcleos de los reactores 1, 2 y 3 de la central nuclear de Fukushima corren riesgo de fusión. ¿Qué significa esto exactamente?

Luis Echávarri, OIEA:
Bueno, lo que eso significa es que las temperaturas que se han alcanzado han hecho que las vainas se fundan y que el combustible pueda, efectivamente, fundirse. Eso quiere decir que está perdiendo su integridad y que su generación de productos de fisión es mas alta y la refrigeración no ha podido ser total pues ha ido avanzando ese proceso.

euronews:
¿En terminos de radiación esto tiene alguna importancia?

Luis Echávarri:
Si, tiene la importancia de que cuanto más alta es la temperatura y más se degrada el combustible, se producen más productos de fisión y por lo tanto la radioactividad que se emite es mayor. Entonces hay que evitar que ese proceso continúe. Por eso hay que refrigerar …

euronews: ¿Pero puede haber una explosión, por ejemplo?

Luis Echávarri:
No, no, en absoluto, eso no, no tiene absolutamente ninguna posibilidad. Hay que tener en cuenta que a diferencia, por ejemplo, del accidente de Chernobil, aquí las barras de control entraron inmediatamente por causa del terremoto. Entonces el único calor que hay es lo que se llama calor de decaimiento, entonces en esa situación no puede haber una explosión que viene de una reacción incontrolada.

euronews:
Si no consiguen enfriar los reactores echándoles agua ¿cree que TEPCO, la compañía que explota esta central, tiene otros recursos para detener esta máquina infernal?

Luis Echávarri:
Bueno, yo creo que el agua y por supuesto otros productos como puede ser el ácido bórico, son importantes a la hora de reducir la posibilidad de estos daños del combustible, pero es difícil que no sea través de mecanismos de agua. Las últimas noticias que tenemos son que están recuperando la electricidad exterior a la central y si eso se confirma, esto podría llevar a la utilización de muchos más circuítos de refrigeración de la central y eso podría ayudar mucho a ir recuperando la planta poco a poco pero fundamentalmente hay dos elementos que son necesarios, que son la electricidad y el agua.

euronews:
¿Pero hay motivos para procuparse por ejemplo por la llegada de una nube radioactiva a otros países de Asia o incluso a América o a Europa?

Luis Echávarri:
No, yo creo que las distancias hacen que se vaya a notar la radioactividad, porque la radioactividad se notará en todo el globo, especialmente en el hemisferio norte, pero a niveles bajísimos. La radiación se va diluyendo, cuanto más se extiende, más se diluye. Lo que es importante son las zonas más cercanas a la central y gradualmente disminuye la radioactividad, por lo tanto yo creo que fuera de Japón no hay que estar preocupados aunque si se notará, porque las pequeñísimas cantidades de radiación se detectan muy fácilmente.

euronews:
Usted es ingeniero industrial, como técnico díganos por favor muy brevemente ¿que lecciones hay que sacar de este accidente?

Luis Echávarri:
Bueno brevemente es difícil, yo diría, primero que hay que analizar si todas las centrales nucleares están bien preparadas por diseño para soportar tanto terremotos como tsunamis más grandes que los que se pensaba y que pueden ser posibles en ciertas localizaciones, así como hacer una análisis en profundidad de las consecuencias, sobre todo del tsunami: por qué ha dañado tantos equipos de emergencia, si se podían haber salvado de alguna otra manera, si hay elementos de seguridad adicionales que podían haber evitado este tipo de situación y hay que revisar las contenciones, los sistemas de enfriamiento en emergencia, las explosiones de hidrógeno, los fuegos, la protección radiológica, las actuaciones en áreas contaminadas, todas esas van a ser lecciones que se van a sacar para aplicarlas a todas las centrales nucleares del mundo, proceso que ya ha comenzado. Todos los organismos reguladores han comenzado ya un proceso de analizar como aplicar esto a sus propias plantas.

Vea aquí la entrevista completa.