Última hora

Última hora

Batalla franco-italiana por la leche

Leyendo ahora:

Batalla franco-italiana por la leche

Tamaño de texto Aa Aa

El grupo galo Lactalis ha aumentado su control sobre Parmalat al incrementar su participación al 29%, poniendo en serios aprietos a cualquier postor transalpino que aspire a comprar el grupo de productos lácteos.

Lactalis, conocida por marcas como President o Rondelet, no desea una OPA, pero si aspira al control total de la firma de Parma. Lactalis factura anualmente 10.000 millones de euros con 38.000 empleados en 126 fábricas. La unión con Parmalat consolidaría el liderazgo de Lactalis a nivel europeo, pero Roma no ve con buenos ojos la incursión francesa en una marca emblemática para el país.

El número uno de Parmalat, Enrico Bondi intenta cerrar el paso a Lactalis creando un núcleo 100% italiano que incluya a la Banca Intesa, así como los grupos alimentarios Granarolo y Ferrero. Considerando el generoso dividendo que piensa distribuir Lactalis a quienes le sean fieles, los analistas apuntan que la estrategia de bloqueo sólo podrá triunfar si el gobierno Berlusconi, partidario de que Parmalat siga siendo italiana, aprueba una legislación que vete la operación.