Última hora

Última hora

euronews entra en una ciudad barrida por el tsunami

Leyendo ahora:

euronews entra en una ciudad barrida por el tsunami

Tamaño de texto Aa Aa

Una ciudad entera barrida por el tsunami. La ola gigante de 10 metros no dejó piedra sobre piedra en esta localidad de la bahía de Yamada, en el norte de Japón. 300 personas siguen desaparecidas en lo que antes era un próspero pueblo pesquero. Hasta allí se ha acercado euronews para conocer la lucha de los supervivientes por reconstruir sus vidas y cuáles son ahora las prioridades.

Cruz Roja Internacional suma sus esfuerzos a los de los efectivos de rescate japoneses. Kathy Mueller coordina las tareas humanitarias: “Una cosa que nos preocupa mucho son los traumas y la conmoción que sufre esta gente. Todavía no están asumiendo la realidad. Muchas de estas personas continúan esperando que sus seres queridos, que siguen desaparecidos, aparezcan por la puerta. La probabilidad de que eso suceda disminuye a medida que pasa el tiempo. La Cruz Roja tiene sus equipos médicos, 50 personas o así sobre el terreno. Vamos a centros como éste y ofrecemos apoyo psico-social. Trabajamos con los niños. Cantamos con ellos. Bailamos, dibujamos, jugamos, intentamos que superen el trauma. Para los mayores, se trata simplemente de sentarse y hablar con ellos, ponerles la mano en el hombro, hacerles entender que nos preocupamos por ellos y que su voz es importante”.

Los niños que duermen en centros de evacuación tienen pocos años, pero ya han vivido la prueba más importante de sus vidas, como nos comenta Mueller: “La mayoría de ellos estaban en la escuela cuando ocurrió. Como en Japón hay tantos terremotos, las escuelas escuelas se habían construido en terreno alto. Así que la mayoría de los niños estaban seguros. Ya han vuelto al colegio, allí donde los colegios han abierto. Evidentemente, no pueden usar el polideportivo porque éstos se usan como centros de evacuación, en muchos casos. Pero los niños se ríen y juegan. Creo que están evolucionando bien”.

El Gobierno japonés ha anunciado una campaña nacional de atención a los niños huérfanos como consecuencia del terremoto y el tsunami.