Última hora

Última hora

El coste de la zona de exclusión aérea

Leyendo ahora:

El coste de la zona de exclusión aérea

Tamaño de texto Aa Aa

Decenas de cazabombarderos que hacen cientos de idas y vueltas desde sus bases al cielo de Libia, munición, carburante, pilotos. El precio de establecer y vigilar la zona de exclusión aérea sobre Libia dependerá de la duración de la campaña aérea, pero los expertos hacen ya sus cálculos.

Un mes de zona de exclusión aérea en Libia cuesta 353 millones de euros, según el CSBA de Washington.

Las zonas de exclusión aérea establecidas en el pasado por estadounidenses, británicos, franceses, y también por la OTAN, dan una idea de a cuánto se puede elevar la factura.

Por ejemplo, la establecida sobre Kosovo de marzo a junio de 1999, costó 1.300 millones de euros.

Las dos zonas de exclusión aérea sobre el norte y el sur de Irak entre 1991 y 2003 costaron una media anual de entre entre 500 y 700 millones de euros.

Para establecer la zona de exclusión, hay que aniquilar la defensa anti-aérea en el suelo.

Hasta el martes, los estadounidenses habían lanzado 162 tomahawks desde el mar Mediterráneo. Pero esas bombas guiadas son caras.

Un misíl Tomahawk estadounidense cuesta al menos 402 mil euros.

El armamento de aire a tierra modular utilizado por los franceses, entre 300.000 y 350.000 euros.

Además, una hora de vuelo de un Rafale, sin contar el combustible, se eleva a 10.000 o 13.000 euros, y la hora de vuelo del Mirage entre 10.000 y 11.000 euros.

La hora de vuelo de un bombardero furtivo B-2 cuesta 7.000 euros. Este avión invisible basado en Whiteman, Missouri, debe efectuar 25 horas de vuelo para lanzar sus bombas sobre Libia. Reposta en vuelo y consume un carburante especial muy caro.