Última hora

Última hora

Leyendo ahora:

El Festival de Friburgo cierra su 25ª edición en plena forma


Cultura

El Festival de Friburgo cierra su 25ª edición en plena forma

Desde hace un cuarto de siglo bucea en un cine sobre todo procente de Sudamérica, África y Asia.

De esta forma descubre cineastas alejados de las grandes metrópolis, que tienen a veces problemas para acceder a financiación y distribución.

El jurado, presidido este año por la realizadora franco-marroquí Izza Genini, ha otorgado el máximo galardón a la película “Poetry” de Lee Chang-Dong.

El film surcoreano trata de cómo la poesía ayuda a una sexagenaria en la lucha contra su incipiente Alzheimer y a superar el obstáculo de un nieto irresponsable.

No en vano la película ya obtuvo el galardón al mejor guión en Cannes el año pasado.

Lee Chang-Dong no pudo estar presente en la ceremonia y lo agradeció en un vídeo: “Estoy muy agradecido. Mi mujer está muy contenta porque ha oído que hay 30.000 francos suizos que acompañan al premio”.

“Creo que es muy interesante que Chang-Dong haya hecho una película poética y de naturaleza universal al mismo tiempo. Esta historia podría pasar en cualquier sociedad, no solo en la coreana”, decía un miembro del jurado.

Una de las agradables sorpresas del festival ha sido la película “Las marimbas del infierno”, segundo largo del guatemalteco Julio Hernández Cordón, que también ha sido premiada.

En ella se exploran los límites entre la ficción y el documental a través de la historia de un pionero del Heavy Metal y un músico tradicional de marimba que se unen para formar una banda.

Por su parte, la iraní “Please do not disturb”, ha obtenido el premio especial del jurado. Una terna de historias dirigidas por Mohsen Abdolvalhab.

Una de ellas, por ejemplo, es la surrealista negociación de un clérigo con un ladrón que le robó su cartera.

El director relató sus sensaciones con la película: “Cuando escribía el guión y mientras dirigía la película, nunca pensé que estas historias, que tratan problemas de mis compatriotas, puedieran conmover a los no iraníes. Ha sido una gran alegría cómo estos también pueden apreciar lo que se cuenta en la película”.

Experimentado director de documentales, esta vez el realizador se ha embarcado en una película divertida y ácida.

Enésimo premio el de Friburgo para el cine iraní que no para de atesorar reconocimientos en festivales internacionales.

Selección del editor

siguiente artículo
Bonus: Omer Meir Wellber

musica

Bonus: Omer Meir Wellber