Última hora

Última hora

Menos de ejecuciones en el mundo

Leyendo ahora:

Menos de ejecuciones en el mundo

Tamaño de texto Aa Aa

China, Arabia Saudí, Yemen, Irán y Estados Unidos; países muy diferentes a priori, pero con un denominador común: son las naciones donde más se practica la pena de muerte, según el informe publicado por Amnistía Internacional, que constata que hay un 26% menos de ejecuciones y que los países ejecutores forman parte de un grupo cada vez más aislado.

Nicolas Beger, Director de Amnistía Internacional:

“El mundo se está moviendo en la dirección adecuada. Cada vez hay más apoyo a las campañas de abolición de la pena de muerte. Hay un nuevo país africano, Gabón, que ha abolido la pena máxima, pero también hay otros en pleno retroceso. El país que más ejecuta es China, sin duda el líder mundial en ese terreno, pero también Estados Unidos, Yemen, Arabia Saudí e Irán”

Efectivamente, este año China vuelve a ser el país donde más se ha aplicado la pena máxima, pero por primera vez, Amnistía no ha querido hacer estimaciones del número de ejecuciones porque las cifras oficiales suelen estar muy lejos de la realidad.

Sí han dicho que podrían ser miles, se deciden tras juicios sumarios y se aplican a delitos que van desde crímenes violentos a robos pasando por fraude fiscal y tráfico de drogas.

A nivel mundial, 96 países han abolido la pena de muerte. En 34 está vigente pero no se aplica y en otros 56, sigue estando de actualidad. Entre ellos, Arabia Saudí, con 27 ejecuciones en 2010, Estados Unidos, con 46, Irán con al menos 252 y China, con un número indeterminado.

En Estados Unidos, grosso modo, la tendencia ha disminuido en los últimos diez años.

De entrada, hace pocos días Illinois fue el decimosexto estado en abolirla.

En 2010, se pronunciaron un total de 110 condenas a muerte en todo el país.

Según Amnistía Internacional, Irán, como China, minimiza la cifra de ejecuciones. La organización sostiene que podrían ser más del doble de las reconocidas oficialmente. Allí los delitos castigados con la pena de muerte van de la homosexualidad hasta crímenes graves. También hay muchos casos de mujeres ejecutadas por adulterio.