Última hora

Última hora

Lampedusa, al borde de la implosión

Leyendo ahora:

Lampedusa, al borde de la implosión

Tamaño de texto Aa Aa

Esta pequeña isla siciliana está en pleno centro de la actualidad por ser uno de los puntos de entrada en Europa de los inmigrantes procedentes de África, con su consiguiente lote de desembarcos y dramas humanos.

Lampedusa está a menos de 100 kilómetros de las costas tunecinas. Por su situación geográfica es un destino privilegiado para los emigrantes.

Los primeros llegaron a mediados de los años 90. En 2000 eran 239, y la cifra no dejó de aumentar hasta 2008, cuando se alcanzó la cifra record de 36.000 llegadas.

La tendencia se invirtió durante los años siguientes, hasta las revueltas en varias naciones norteafricanas.

En lo que va de año se han registrado más de 20.000 llegadas.

Cinco mil de ellas en una sóla semana, y la isla tiene una población de seis mil personas.

Una situación explosiva que los habitantes de Lampedusa no soportan más.

“¿Sabe el gobierno que hemos tenido que mandar a nuestros hijos fuera? dice esta mujer No, el gobierno no lo sabe, pero la mayoría de las madres han mandado a sus hijos con familiares porque aquí el aire es irrespirable”

La superpoblación genera contaminación y la situación sanitaria empeora a medida que aumentan las llegadas.

El único centro de acogida de la isla tiene 820 plazas. Cerrado en 2009 ha tenido que reabrir sus puertas, pero su capacidad es completamente insuficiente. Y si la situación dentro es dramática, fuera lo es aún más.

Cuatro mil personas duermen al aire libre en condiciones más que precarias y el Ayuntamiento no puede suministrar alimentos a todos.

Cada día, miles de residuos plásticos aterrizan en el mar…a la catástrofe humana se suma el desastre ecológico, que está teniendo un enorme impacto en la economía local: Lampedusa vive de la pesca y del turismo, y ambos sectores están bajo mínimos.

En 2009, cuando el centro de acogida cerró, el volumen de negocio del turrismo aumentó un 20%. Pero la situación actual no se presta a las visitas, como indica el ex Alcalde de Lampedusa:

“No se puede pasar de 800 a cinco o seis mil inmigrantes, porque se pierde el equilibrio. Se rompe el equilibrio de la población de la isla que aspira a vivir en paz”

Ante el aumento de la presión migratoria sobre la isla, la Unión Europea decidió hace unos días ampliar cinco meses la operación “Hermes” de la agencia de control de fronteras en Lampedusa.