Última hora

Última hora

Es improbable que haya una revolución en China, según un analista

Leyendo ahora:

Es improbable que haya una revolución en China, según un analista

Tamaño de texto Aa Aa

China observa al mundo árabe con preocupación. El país asiático ha hecho frente a importantes protestas en el pasado, y el descontento entre la población sigue siendo palpable. Hemos hablado con el analista Robert Lawrence Kuhn, autor de “Cómo piensan los líderes chinos” (“How China’s Leaders Think”).

Mark Davis, euronews:
¿Qué probabilidades hay de que se produzca una revolución en China y cómo responderían sus líderes?

Robert Lawrence Kuhn:
Ante todo, creo que es difícil que veamos próximamente en China una situación como la del mundo árabe. Así me lo han dicho algunos dirigentes chinos, dos ministros. Aseguran que esto no va a pasar por tres razones:

La primera de ellas es la económica. Nunca antes se había visto un incremento tan rápido del nivel de vida, como el que ha vivido China en los últimos treinta años. Hay desequilibrios y problemas, sí. Pero la gente es consciente de que la estabilidad es necesaria para seguir creciendo.

La segunda tiene que ver con los jóvenes. Si en el mundo árabe, representan más del 50% de la población, no sucede lo mismo en China debido al control de la natalidad. Y aún más importante es que los dirigentes chinos están proponiendo empleo a sus jóvenes. Defienden que, de los 6,4 millones que se licenciaron el año pasado, entre el 80% y el 85% ya han encontrado trabajo.

La tercera es la reforma política que pone algunos límites: los ministros se tienen que retirar a los 65 años, los miembros del Politburó a los 70 e incluso el presidente del país debe dejar su puesto tras dos mandatos. Estos plazos ayudan a prevenir situaciones como las del mundo árabe.

euronews:
China ha vuelto a perseguir a blogueros y disidentes. ¿Hay división entre los dirigentes?

Robert Lawrence Kuhn:
No está claro. Algunos gobernantes, como el primer ministro Wen Jiabao, hablan más de reformas políticas, algo a lo que Occidente le da importancia, quizá más que a la sociedad.

A lo mejor en otros asuntos hay diferencias pero, en la manera de lidiar con los disidentes, están unidos.

euronews:
¿Cómo debemos entender la posición de China sobre Libia? Pekín no vetó la resolución en el Consejo de Seguridad, pero ¿va a seguir apoyando tácitamente el conflicto incluso si éste se prolonga o se intensifica?

Robert Lawrence Kuhn:
Libia ha puesto a China en una situación complicada. Por un lado, está en contra de intervenciones fuera de sus fronteras y de entrometerse en la soberanía de otros países. Le preocupa que este tipo de resoluciones puedan utilizarse algún día contra China si se producen disputas internas.

Dicho esto, China no la ha vetado porque reconoce que se están violando los derechos humanos y sabe que no quiere estar del lado equivocado de cara a la historia. A pesar de ello, la prensa ha criticado duramente la intervención de Occidente. Están intentando jugar en los dos campos y es una situación desagradable.

> El jazmín, tabú en China