Última hora

Última hora

Satélites y boyas para medir el calentamiento global

Leyendo ahora:

Satélites y boyas para medir el calentamiento global

Tamaño de texto Aa Aa

El nivel de los mares crece hasta tres milímetros al año según científicos de la Universidad de Tasmania en Australia.

Allí se desarrolla un programa para calibrar la exactitud de las mediciones de los satélites.

Para ello usan una boya dotada de GPS que mide el nivel del agua en superficie, algo capital para las investigaciones sobre el cambio climático según el doctor Christopher Watson: “Este sistema nos permite comparar a través de otro método las mediciones que hacemos por satélite y así poder estar seguros de su fiabilidad”.

A principios de marzo se liberó la primera de estas boyas treinta kilómetros al sudeste de Tasmania. Durante dos días hizo mediciones del nivel del mar dos veces por segundo.

Para Watson, la tecnología de satélite es eficiente, aunque a veces se vea distorsionada.

“Los altímetros de los satélites con los que trabajamos están a prueba constantemente, ya que estamos hablando de un crecimiento de apenas tres milímetros al año”, añade Watson.

Cada diez días aproximadamente el satélite sobrevuela el estrecho que separa la isla principal de Australia de Tasmania y tarda un minuto en medir la altura del mar. Posteriormente se comparan los datos arrojados con los de la boya.

Así, combinan los beneficios de la tecnología regional y satélite.

“Este trabajo es especialmente importante porque Australia no tiene satélites propios, pero nos beneficiamos de la información de estos.

Podemos ayudar con este sistema a calibrar mejor los satélites y obtener mejor información sobre la región australiana”, afirma Tim Moltman, del observatorio marino.

Estos datos nos pueden dar una información más precisa de cómo los océanos responden al calentamiento global.