Última hora

Última hora

Abiyán es un campo de batalla

Leyendo ahora:

Abiyán es un campo de batalla

Tamaño de texto Aa Aa

Calles desiertas, blindados de la ONU patrullando, paredes que tiemblan por los disparos de mortero y de Kaláshnikov, saqueos y cadáveres abatidos por francotiradores.

Este es el panorama de la capital económica de Costa de Marfil y feudo del presidente que se niega a abandonar el poder, Laurent Gbagbo.

Los enfrentamientos más violentos entre las Fuerzas Republicanas del presidente electo Alassane Ouattara y las de Gbagbo se han producido en el barrio donde se encuentra el palacio presidencial, la sede del gobierno y la televisión estatal.

“Estamos muy preocupados por la escalada de violencia y pedimos a los dos bandos que la paren. También urgimos a la misión de la ONUCI, a las fuerzas de las Naciones Unidas y a las francesas que están allí, que hagan todo lo posible para proteger a la población civil y detengan cualquier saqueo que se pueda producir. La situación es bastante incierta, no sabemos dónde se encuentra ahora Gbagbo”, declaraba un portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos.

Por el momento se desconoce la cifra de muertos que ha dejado la guerra abierta en Abiyán pero la ONU ha cifrado en al menos 500 las muertes desde que comenzara la guerra civil a finales de noviembre. La Cruz roja suma a esta cifra 800 personas que murieron el martes en Duekoue, en el oeste del país.