Última hora

Última hora

Las autoridades sirias siguen reprimiendo a su pueblo

Leyendo ahora:

Las autoridades sirias siguen reprimiendo a su pueblo

Tamaño de texto Aa Aa

En la capital, Damasco, las fuerzas de seguridad del presidente Bashar al Asad, en el poder desde el 2000, han arrestado a decenas de manifestantes.

Toda manifestación del pueblo es reprimida por el régimen. Las organizaciones de derechos humanos sirias contabilizan más de un centenar muertos y otros tantos detenidos desde que empezaran las revueltas el 15 de marzo.

En Douma, a las afueras de Damasco, aparte de las detenciones, los activistas hablan de entre 4 y 8 muertos y decenas de heridos. En Deraa, a 100 kilómetros de la capital y cuna de las revueltas, al menos 10 manifestantes han sido arrestados.

En Homs también se han oído disparos. Los manifestantes denuncian que la policía responde a sus piedras disparando sin piedad.

Las fuerzas de seguridad no siempre van uniformadas y atacan a los activistas con palos, gases lacrimógenos y armas de fuego.

Como está pasando en otros países árabes, el pueblo sirio quiere que se acabe con la corrupción y la falta de libertad. Siria vive en un estado de emergencia desde 1963 y cualquier atisbo de oposición es reprimido por el partido único Baas.

Estados Unidos y las Naciones Unidas han pedido a Damasco que no utilice la violencia contra los suyos.