Última hora

Última hora

Las opciones de Gadafi

Leyendo ahora:

Las opciones de Gadafi

Tamaño de texto Aa Aa

Partidarios de Gadafi frente a su cuartel general en ruinas proclamándose escudos humanos.

Aunque parece poco probable que el coronel esté dentro, son imágenes simbólicas que cobran una importancia especial en medio de una larga serie de defecciones: tras el ex embajador libio en Naciones Unidas y Moussa Koussa, ex ministro de Exteriores, hace pocos días, el ex consejero presidencial Ali Triki daba a su vez la espalda a Gadafi.

Y si en la cumbre de Londres, la cuarentena de jefes de la diplomacia presentes hablaron del avance de los combates y de la Libia de después de Gadafi, el círculo más inmediato del coronel busca salidas…porque los occidentales tienen una idea clara del futuro inmediato del país. Hillary Clinton:

“Debemos continuar persiguiendo un objetivo más amplio; la meta es una Libia que no pertenezca a un dictador, sino al pueblo libio. Coincidimos con la Liga Árabe en que Gadafi ha perdido la legitimidad para dirigir. Y coincidimos con la Unión Africana en la necesidad de defender un proceso democrático de transición.”

La idea de que Gadafi se exilie para obtener el fin de los combates salió a relucir en la reunión, aunque para la oposición libia la única opción válida es que el dictador termine sentado en el banquillo de los acusados.

De todas formas, aunque Gadafi aceptase el exilio, no tiene un amplio abanico de posibilidades.

Se ha hablado de Venezuela y de su amigo Chávez, con quien comparte un antiamericanismo visceral. Pero Chávez no está actualmente en posición de fuerza en su propio país

Está también la opción africana, aunque a Gadafi le quedan pocos amigos en el continente.

Mugabe, en Zimbabue se perfila como el más proclive a acogerle, aunque tampoco se descartan países como Sudán o Uganda.

En cambio Arabia Saudí, donde se ha refugiado Ben Ali, no parece ya una opción.

El exilio tendría la ventaja de parar los combates, pero el coronel es consciente de que estaría a merced de la justicia internacional.

En Libia prácticamente nadie cree que Gadafi esté dispuesto a aceptar esa opción. La hipótesis de que opte por llevar los combates hasta su última consecuencia parece más creible.

Un pulso hasta el final con los rebeldes, que aunque apoyados por la OTAN, tienen pocas posibilidades de resistir hasta el final con su pobre equipamiento y su falta de experiencia.