Última hora

Última hora

Ruby, el resbalón de Berlusconi

Leyendo ahora:

Ruby, el resbalón de Berlusconi

Tamaño de texto Aa Aa

Con ella llegó el más mediático de todos los escándalos que salpican a Silvio Berlusconi.

Karima El Mahroug, más conocida como “Ruby Robacorazones”, festejaba ese día sus 18 años. Un detalle importante, puesto que el primer ministro italiano está acusado de mantener relaciones sexuales con ella cuando era menor.

La relación con il cavaliere habría aportado a la joven de origen marroquí 187 mil euros, una suma con la que pensaba abrir un centro de estética en Milán.

Según la fiscalía de Milán, los encuentros entre Berlusconi y Ruby tuvieron lugar en San Martino, la residencia de Arcore del primer ministro cerca de Milán. La joven, aún menor, habría asistido 13 veces entre el 14 de febrero y el 2 de mayo de 2010 a las fiestas “bunga-bunga”, donde según la fiscalía, las chicas se desnudaban y se dejaban tocar antes de ser elegidas por Berlusconi para mantener relaciones más íntimas.

Pero según la acusación, Berlusconi cometió también el delito de abuso de poder, castigado con penas de hasta 12 años de carcel, cuando llamó por teléfono para conseguir la liberación de Ruby detenida el 27 de mayo de 2010 por robo.

Un gesto fatal del Cavaliere que aseguró a los responsables de la comisaría que la detenida era la sobrina de Hosni Moubarak, a la sazón presidente de Egipto.

La joven fue liberada. Se encargó de recogerla Nicole Minetti, antigua higenista dental de Berlusconi, y Consejera regional de Lombardia. También ella está acusada de promoción e inducción a la prostitución de menores.

En enero el caso cobra tintes de escándalo. El primer ministro, bajo presión, se dirige a los italianos y niega todo:

“No ha habido abuso de poder ni estoy envuelto en un caso de prostitución, y menos aún de prostitución de menores. No he hecho nada de lo que deba avergonzarme”

Sin embargo el martes, el periódico italiano Corriere della Sera publicaba una conversación telefónica de Berlusconi y Minetti del 1 de agosto de 2010.

Informado por Minetti de las investigaciones del fiscal, Berlusconi responde que lo importante es que haya varias personas que testifiquen que Ruby les había mentido sobre su edad.

El llamado Rubygate, ha eclipsado otro escándalo que salpica a Berlusconi, el de Mediatrade, un caso de financiación de su grupo mediático mucho más difícil de entender para el gran público.