Última hora

Última hora

El incierto horizonte de Costa de Marfil

Leyendo ahora:

El incierto horizonte de Costa de Marfil

Tamaño de texto Aa Aa

Los marfileños esperaban recuperar la unidad del país y pasar definitivamente la página de la guerra civil en las urnas.

Pero el duelo entre los dos candidatos que pasaron a la segunda vuelta en diciembre de 2010, Laurent Gbagbo y Alassane Outtara, no ha bastado para dar pacíficamente un presidente a este país del África occidental.

Los dos rivales han acabado resolviendo su conflicto electoral por la fuerza.

Paso a paso, Costa de Marfil cae en una espiral de violencia que se acerca peligrosamente a la guerra civil. Ya se contabilizan al menos 1.500 muertos y una vez más, los civiles son las principales víctimas.

Uno de los sucesos más graves, la ya conocida como masacre de Duekoue, tuvo lugar a finales de marzo en esa ciudad situada en el oeste del país.

Según el Comité Internacional de la Cruz Roja, 800 personas fueron asesinadas el pasado 29 de marzo.

Caritas habla de un millar de muertos o desaparecidos entre el 27 y el 29 de marzo, y la misión de la ONU para Costa de Marfil, arroja un balance provisional de 330 muertos entre el 28 y el 30 de marzo, y señala a las fuerzas pro-Ouattara como principales responsables de la matanza.

En la sede de la ONU, en Nueva York, el Embajador de Costa de Marfil, Youssouffou Bamba, niega las acusaciones:

“Negamos tajantemente la implicación de las Fuerzas Republicanas de Costa de Marfil en los asesinatos en masa en Duekoue. De hecho, esas matanzas fueron perpetradas mucho antes de que las Fuerzas republicanas se desplegasen en esa zona. Recuerden que las milicias pro Gbagbo de Liberia están asesinando a todo el mundo a su paso”

Estos meses de enfrentamientos entre los pro-Gbagbo y los pro-Ouattara han sembrado el caos en el país, probablemente por mucho tiempo.

La gran cantidad de Jóvenes Patriotas armados hasta los dientes hace el futuro incierto, imprevisible desde el punto de vista de la seguridad, aunque el portavoz del ministerio dela Defensa de Ouattara intenta tranquilizar a los partidarios de Gbagbo.

Leon All Kouakou:

“No habrá caza de brujas. Las Fuerzas Republicanas se están reorganizando para garantizar la seguridad de todos los barrios donde se producen saqueos y abusos”

Además, Costa de Marfil tendrá que encarrilar su economía, paralizada por la violencia y las sanciones. La única nota positiva es que medio millón de toneladas de cacao bloqueadas en almacenes siguen siendo aptas para la exportación.