Última hora

Última hora

Vuelve Plácido Domingo a los escenarios de Buenos Aires

Leyendo ahora:

Vuelve Plácido Domingo a los escenarios de Buenos Aires

Tamaño de texto Aa Aa

Ha vuelto el rey de la ópera. Plácido Domingo es el cantante de todos los récords: más de 130 papeles interpretados en una carrera de más de 50 años. En total, 3.500 actuaciones. Con él, la ópera vuelve a ser un evento popular: en Buenos Aires 120.000 personas asistieron a su regreso. Un espectáculo de 3 horas de arias, zarzuelas y… ¡tangos!

Trece años ha tenido que esperar Buenos Aires para volver a ver actuar al tenor, que ha rendido homenaje con este concierto al hijo predilecto del lugar: Carlos Gardel.

“Buenos Aires y la Argentina en general es una nación muy culta musicalmente hablando, y el Teatro Colón es uno de los grandes teatros del mundo. Ahora se acaba de renovar, y la verdad es que tiene una tradición inmensa, es decir, directores de orquesta como Toscanini, después como Kleiber, muchísimos de los grandes cantantes como Caruso, como Gigli”, explica Plácido Domingo.

Domingo siempre mira hacia el futuro, pero no puede evitar recordar cuando Caruso actuó durante una gira en el Teatro Colón: “Hay historias todavía donde en algunos de estos lugares Caruso vino a cantar y después ya se marchaba por Europa otra vez en el barco, e iban a por él y dijeron ‘No, quédese más. Tenemos tres funciones más, podemos contratarlo para tres funciones más’. Esos eran tiempos donde el tiempo contaba mucho menos que hoy, el tiempo era algo indefinido, hoy estamos todos al itinerario marcado por los aviones, y desgraciadamente queda muy poco tiempo para la improvisación”, lamenta.

Su carrera como cantante va a ahora en paralelo a la de director de orquesta. ¿Cómo resistir la tentación de dirigir la obertura La Forza del Destino de Verdi, con la que debutó en Buenos Aires hace 40 años?.

Un artista todoterreno como él, cómodo en casi cualquier lugar, admite que tiene sus preferencias: “Echo de menos España, México y también nuestras naciones de habla hispana, porque es muy diferente, la vida en estos lugares es diferente. Yo soy muy puntual, y soy una persona que le gusta mucho la disciplina, pero la indisciplina en algunas ocasiones… hay algo que todo se arregla en el último momento, que todo sale bien en el último momento, que todos ponen lo mejor en el último momento. Dirán, ‘Bueno, Plácido, ¿por qué no te gusta la precisión en todo?’. Sí, me gusta la precisión, pero la improvisación es algo que admiras en tu gente. Lo admiras y dices: ‘¿Cómo han sido capaces de hacer esto si no había tiempo? y lo hacen!’”.

“A ver si un día buscamos esa nueva faceta de tener más tranquilidad y de poder improvisar más”, sentencia.

En esta historia se pueden escuchar partes de las siguientes piezas:

1) Giuseppe Verdi, Rigoletto, dueto del acto II, Obertura.

2) Carlos Gardel, ‘Volver’.

3) G. Verdi, La forza del destino, Obertura.

4) Carlos Gardel, ‘Mi Buenos Aires querido’.

5) Pablo Sorozábal, La tabernera del puerto, ‘No puede ser’.