Última hora

Última hora

Doñana, una parque nacional amenazado por el cambio climático

Leyendo ahora:

Doñana, una parque nacional amenazado por el cambio climático

Tamaño de texto Aa Aa

El investigador italiano Fabrizio Sergio, que trabaja desde hace seis años en el parque nacional de Doñana, en España, nos explica cómo el cambio climático afecta a la vida natural de esta rica reserva biológica.

“Doñana es un parque nacional, un área húmeda de gran extensión, de varios centenares de kilómetros cuadrados. En otoño-invierno se va inundando, con las lluvias típicas de ese período y durante la primavera-verano se va secando progresivamente, así que todo lo que vemos aquí inundado en marzo, dentro de unos meses estará completamente seco.

El impacto negativo del cambio climático lo representarían sequías más extremas con un impacto muy fuerte sobre la reproducción de varias especies, como por ejemplo este caso los moritos, que son una especie de ave acuática y otras especies predadoras que son muy abundantes en el parque, como por ejemplo el milano negro.

Estamos en plena migración, así que los individuos están volviendo de sus cuarteles de invierno africanos, están empezando a ocupar su territorio y dentro de poco empezarán a poner huevos.

Éste área, esta franja es el hábitat ideal para los milanos porque pueden encontrar numerosos árboles como éstos que vemos detrás para poner sus huevos y tienen enfrente sus principales cuarteles de forrajeo.

El cambio climático puede influir en la estación en que se empieza a desecar la marisma, les quita hábitat de forrajeo, y las presas que dependen de los humedales. Otra manera de influir es más directa a través de estrés térmico. Por supuesto los pollos están en su nido todo el día, y sabemos que hay nidos que tienen un nivel de insolación muy elevado y van a tener pollos que tienen también un nivel de estrés muy elevado.

Lo que hace que sea un modelo de estudio óptimo es el hecho de que ya desde principios de los años ochenta se empezaron a poner estas anillas, estos emisores tienen por dentro un GPS que permite hacer un seguimiento extremadamente intensivo del individuo. Algo para lo que puede servir el calentanmiento global, la presencia de más sol, es que puede recargar muy bien los paneles solares de este emisor y que sigue funcionando hasta 4 años más.

Sabemos que por ejemplo en este caso la productividad el ecosistema en África que depende mucho de la lluvia, en África, en la parte de los ecosistemas áridos del Sahel, sí parece influir mucho en la supervivencia, especialmente en los primeros años de vida.

El cambio climático podría influir muy negativamente a estas especies y hasta potencialmente puede crear posibilidades de extinción de las mismas.”