Última hora

Última hora

Los islandeses se niegan en referéndum a pagar los errores de sus bancos

Leyendo ahora:

Los islandeses se niegan en referéndum a pagar los errores de sus bancos

Tamaño de texto Aa Aa

El Reino Unido y Holanda contempla llevar a Islandia ante la justicia tras el rechazo de los islandeses del acuerdo Icesave.

El sábado, cerca del 60% de los electores votaron no al acuerdo de indemnización pactado entre Reikiavik, Londres y Amsterdam para intentar poner fin al litigio que dura desde la quiebra en 2008 del banco islandés por internet Icesave.

El montante de la deuda generada es de 3.900 millones de euros. El acuerdo contemplaba el pago de intereses en 30 años a partir de 2016 al 3% para Holanda y al 3,3% para el Reino Unido.

El domingo, el presidente islandés, que propuso el referéndum del día anterior, precisaba que lo que estaba en tela de juicio no era el reembolso de la deuda, sino los tipos de interés.

Olafur Ragnar Grimsson, presidente de Iceland:

“(…) No se trata para nada de que los británicos y los holandeses no vayan a recuperar su dinero, como ellos dicen. Van a recuperar enormes cantidades de dinero, como he dicho entre 7,8, 9 o 10 mil millones de dólares”

Durante la crisis del otoño de 2008, cuando los bancos islandeses quebraron, el Estado islandés avaló los depósitos bancarios de la isla, pero no los de los bancos islandeses que operaban en el extranjero, como Icesave, la filial de Landbanski.

Los gobiernos británico y holandés garantizaron a sus ciudadanos los depósitos que tenían en ese banco islandés atraidos por los tipos del 5 al 6% prometidos por Icesave.

Esa es la deuda que se han negado a pagar, por segunda vez, los electores islandeses, aunque gran parte de la suma será saldada por la venta de activos de Landbanski.

Los islandeses no pueden añadir a sus deudas privadas la de Icesave, que costaría unos 10.400 euros por habitante. Muchas familias, como la de este informático, han perdido sus casas al no poder reembolsar su préstamo inmobiliario:

“Es horrible pasar por todo esto. Mi familia estuvo a punto de romperse por culpa de todo lo que ha pasado. No me lo puedo tomar a la ligera”

Ahora, el voto negativo podría mantener a Islandia al margen de los mercados financieros durante mucho tiempo.