Última hora

Última hora

Un hogar prefabricado después del desastre

Leyendo ahora:

Un hogar prefabricado después del desastre

Tamaño de texto Aa Aa

Rikuzentakata es una de las localidades más devastadas de Japón. Un mes después del tsunami, 36 familias damnificadas vuelven a tener un techo. Han ganado en un sorteo el derecho a entrar en las primeras casas prefabricadas, de las 1800 que se van a construir aquí. No es como su hogar, pero al menos les permiten tener una privacidad imposible en los refugios.

Sakai Sasaki muestra una entereza sorprendente. A sus 80 años, de pie en la puerta de su vivienda prefabricada, dice que no le teme al futuro. Asegura que va a conservar su optimismo, a pesar de haber visto morir a muchos de sus seres queridos. “En los próximos dos años me gustaría construirme una pequeña casa. Sé de carpintería y mis nietos se han ofrecido a ayudarme”.

Cruz Roja japonesa y otras ONG se han encargado de dotar a las casas de frigoríficos, microondas y lavavajillas. Las están construyendo a un ritmo de 10 viviendas al día, en terrenos públicos y otros cedidos por propietarios privados. Lo más difícil es encontrar el material, pero la organización nipona se muestra ejemplar, una vez más.