Última hora

Última hora

Bielorrusia, sobrecogida, busca a los culpables del atentado en el metro de Minsk

Leyendo ahora:

Bielorrusia, sobrecogida, busca a los culpables del atentado en el metro de Minsk

Tamaño de texto Aa Aa

Bielorrusia, la última dictadura de Europa, sigue en estado de “shock” tras el atentado que dejó 12 muertos y 150 heridos este lunes en el metro de Minsk.

Tres personas han sido detenidas y se ha divulgado el retrato robot de un hombre, de unos 27 años y de aspecto “no eslavo”, según el KGB bielorruso.

La pista norcaucásica empieza a sonar con fuerza, aunque el presidente bielorruso, Alexander Lukashenko, se ha encargado de agitar el fantasma de un complot urdido en el extranjero por la oposición a su régimen, para desestabilizar el país.

“Las autoridades culparán a la oposición bielorrusa y las fuerzas de oposición dirán que ha sido una provocación del KGB bielorruso. Lo más probable es que nunca sepamos con seguridad quién está detrás de este atentado”, avanza el analista militar Pavel Felgenhauer.

El atentado se produce en un ambiente de tensión política, tras la reelección fraudulenta de Lukashenko en diciembre y la posterior represión de la oposición. No obstante, la oposición bielorrusa nunca ha sido violenta y el país tampoco ha sufrido nunca atentados islamistas.

El ataque del lunes buscaba provocar el mayor número de víctimas, con una carga con metralla que estalló en plena hora punta en una céntrica parada de metro atestada de gente.