Última hora

Última hora

La hija de Gagarin cuenta cómo era su padre

Leyendo ahora:

La hija de Gagarin cuenta cómo era su padre

Tamaño de texto Aa Aa

Seis años después de su viaje espacial, Yuri Gagarin murió en un accidente de avión durante unas prácticas de vuelo. Su hija mayor, Elena, dirige ahora los museos del Kremlin. En una entrevista con Euronews, nos ha desvelado cómo era su padre.

Elena Gagarina:

Por un lado, Yuri Gagarin era un hombre muy comprometido con su trabajo. Un verdadero militar, reservado y disciplinado. Pero por otro, era una persona muy romántica, porque hay algo de romántico en lo que hizo mi padre.

Denis Loktev, euronews:

Yuri Gagarin estaba casado y tenía dos hijas. ¿Qué era lo que más le gustaba de su familia?

Elena Gagarina:

Cuando volvía a casa, mi padre era el mismo hombre sencillo, encantador, amable y alegre que conocían los demás, al igual que era con sus compañeros. Como seguía con su formación en la academia militar, no tenía mucho tiempo para sus hijos. Tenía que seguir aprendiendo, preparando sus clases. Además, tenía que asistir a actos públicos, pero cuando podía nos dedicaba todo su tiempo.

Denis Loktev, euronews:

¿Se acuerda de cuál fue la reacción de su familia al vuelo de Yuri?

Elena Gagarina:

Yo tenía menos de dos años en aquel momento, o sea que no me acuerdo y creo que no estaría bien que contase lo que sintieron otros. Pero puedo decir que para todo el país y para el mundo fue un acontecimiento increíble y maravilloso que revolucionó la mentalidad de la gente. El 12 de abril de 1961 empezó un nuevo capítulo en la historia de la humanidad.

Denis Loktev, euronews:

¿Este acontecimiento cambió la personalidad de Gagarin?

Elena Gagarina:

No, no la cambió. Lo único es que se volvió más serio, más comedido en cuestiones formales, pero en el ámbito privado siguió siendo agradable y le gustaba contestar a las preguntas de la gente.

Denis Loktev, euronews:

Por desgracia, la vida de Gagarin fue muy corta. ¿Cómo vivió la familia su muerte?

Elena Gagarina:

Prefiero no hablar de ello…