Última hora

Última hora

E. Desurvire, el inventor que impulsó la fibra óptica

Leyendo ahora:

E. Desurvire, el inventor que impulsó la fibra óptica

Tamaño de texto Aa Aa

En mundo cada vez más interconectado, muchas veces tiene más relevancia qué se transmite y queda de lado el sustrato que hace posible esa comunicación global.

La fibra óptica pasa desapercibida en nuestra vida cotidiana, aunque cada día transporta en el mundo el equivalente de 150.000 millones de libros en información.

A pesar del desarrollo de las redes inalámbricas y los satélites, seguimos dependiendo mucho de ella.

Actualmente el cable de fibra óptica instalado en el planeta alcanza 35.000 veces el perímetro terrestre. Y en los próximos años se doblará. Cada segundo hay cinco kilómetros nuevos. Por segundo uno solo de ellos puede transportar 250 DVDs de información a enormes distancias.

La fibra óptica puede ser tan fina como un cabello humano. En el planeta hay tanta longitud de fibra como para cubrir la distancia de la Tierra a Saturno.

Uno de los artífices del éxito de esta sistema es Emmanuel Desurvire, de 55 años, inventor en 1987 de un amplificador de señal.

Gracias a este los cables, que antes solo eran capaces de transmitir la información 100 kilómetros, pueden atraversar océanos.

Revolucionó las comunicaciones globales y puso los cimientos de internet de alta velocidad. Por todo esto es uno de los nominados por la Oficina Europea de Patentes al premio al Inventor Europeo 2011.

“La comunicación óptica se basa en una red de fibras que transmiten luz de diferentes colores, a través de las cuales va internet.

Aquí vemos una fibra reducida al tamaño de un pelo. Introducimos una luz por un extremo, esta se propaga y aparece al otro lado, atenuada por el trayecto.

El problema es que a cierta distancia no hay señal suficiente para asegurar internet. La idea consiste en introducir erbio en el cable que es un elemento químico que excitado con un láser puede almacenar energía. Cuando la señal pasa a través de esa fibra, recupera la energía”, afirma Desurvire.

Este es el instrumento que amplifica las señales de luz, situado cada 100 kilómetros en los cables de fibra óptica.

“La señal puede atravesar 100 kilómetros hasta que encuentra un amplificador, así hasta que atraviesa un océano como el Pacífico”, asegura.

Gracias a este invento, ahora los cables de fibra óptica pueden transportar enormes cantidades de información atravesando cualquier distancia, lo que ha impactado decisivamente en la industria de las telecomunicaciones.

“¿Como se siente uno al ser el primero en idear algo nuevo?”, le preguntamos.

“Nunca inventamos nada desde cero. Siempre hay gente muy grande que nos ha precedido, que ha pensado cosas parecidas pero no han podido llevarlas a cabo. En el momento en el que la puedes realizar gracias a las nuevas tecnologías, das un paso más y entonces, como se dice, nos montamos en la espalda de un gigante”, explica Desurvire.

La demanda de comunicación en el mundo crece casi al mismo nivel que se expande la fibra óptica: solamente el tráfico del actual Youtube iguala el tráfico total de internet en 2000. Y este descubrimiento fue el primer paso de esta expansión.