Última hora

Última hora

La pamela marginada de la boda real

Leyendo ahora:

La pamela marginada de la boda real

Tamaño de texto Aa Aa

Sucede una vez cada treinta años y los expertos en marketing saben cómo marcar el movimiento: el secreto es desmarcarse, como en esta particular boda real de una compañía de telefonía británica.

Marylou Costa, de Marketing Week:

“Hay algunas marcas realmente creativas que se han desmarcado con cosas divertidas y originales sobre la boda real, y creo que esas serán las que recordaremos, no las que fabrican cosas aburridas”

Aburridos o casposos, como lo son para algunos los tradicionales sombreros, tan populares entre los británicos de rancio abolengo.

En todo caso, pasados de moda para la joven generación de royals abonada a un código vestimentario menos estricto.

Nicolas Payne-Baader de James Lock & Co:

“Habrá una especie de sombreros pequeños que son muy populares entre la familia real. Chelsy Davy y Kate Middleton llevan esos tocados con el pelo suelto, asi que probablemente no habrá tantas pamelas enormes, por lo menos, las más jóvenes no se las pondrán”

Las pamelas no son las únicas que van a coger polillas. Tampoco es obligatorio el chaqué.

Pero pese a esas pequeñas concesiones, todo está organizado para que el acontecimiento transcurra dentro de las reglas de la tradición. Y los perfumes forman parte de ella. En Londres, los profesionales del sector se han lanzado a una carrera desbocada para conseguir la mejor fragancia.

Edward Bodenham, florista:

“Desarrollamos la fragancia a partir de las flores tradicionales en las bodas, los Estefanotis, que tiene un significado especial: la felicidad conyugal”

Felicidad conyugal…la promesa de todo matrimonio, sobre todo cuando se elige pareja libremente, y en eso Guillermo y Kate han roto una larga tradición.

Otras, se perpetúan: los Middleton tienen ya identidad heráldica.

En su escudo de armas hay tres bellotas que representan a los hijos de la familia y reflejan los robles típicos de la aldea rural donde viven. Tras la boda, el escudo de Kate se incorporará al de Guillermo.