Última hora

Última hora

Cientos de miles de turistas llegan a Londres para el enlace real

Leyendo ahora:

Cientos de miles de turistas llegan a Londres para el enlace real

Tamaño de texto Aa Aa

Falta menos de una semana para el enlace real entre el príncipe Guillermo y Kate Middleton y miles de turistas han empezado a llenar las calles de la capital británica.

Según la oficina de turismo local, se esperan 600.000 visitantes más de los que Londres acoge de media cada día.

Los lugares más demandados son el Palacio de Buckingham y, por su puesto, la Abadía de Westminster, donde se celebrará una de las bodas más mediáticas de la historia.

“Me llamo Jakob Hartmann y soy guía. Tenemos muchísimo trabajo como podéis ver aquí. Todo está lleno de turistas que han venido a ver a Kate y Guillermo. Todos los hoteles están completos, también la semana pasada. Esta semana todo está lleno, habrá miles de personas en todo el mundo que verán la boda por televisión y dirán: qué bonito está todo, hace buen tiempo y no llueve todo el tiempo. Es precioso, queremos ir a Londres”.

En la Abadía ya se empiezan a ver colas.

“Los turistas han empezado a llegar a Londres. Hacen cola aquí, en la Abadía de Westminster, donde el viernes se celebrará la boda”, explica Ali Sheikholeslami, nuestro corresponsal en Londres.

Los turistas realizan el recorrido que, en unos días, harán los prometidos con su gran comitiva.

“Hemos querido visitar la Abadía antes de la boda para que mi hija pueda hacerse una idea de cómo será todo, dónde se sentará la gente y todo eso, para recordarlo”.

Las réplicas del anillo de compromiso de Kate son algunas de las piezas preferidas por los coleccionistas.

“Tazas, toallas, estoy comprando todo lo que tenga fotos de Kate y Guillermo”.

“¿Va a haber una boda real?” bromeaba una turista española.

Se calcula que los visitantes generarán estos días entre 35 y 58 millones de euros.

Mientras los turistas llegan, los londineses aprovechan para salir de la ciudad y disfrutar de sus vacaciones, lejos del bullicio real.