Última hora

Última hora

Guillermo y Kate, el triunfo del amor y la paciencia

Leyendo ahora:

Guillermo y Kate, el triunfo del amor y la paciencia

Tamaño de texto Aa Aa

William Arthur Philip Louis solo tenía 21 horas de vida cuando fue presentado a sus súbditos por sus padres, Carlos y Diana. Segundo en la línea sucesoria al trono británico, había nacido el 21 de junio de 1982.

Tan travieso como cualquier otro niño, aunque, eso sí, seguido siempre de cerca por una nube de periodistas. Por mucha normalidad que se intentara introducir en su vida, supo desde pequeño que en algún sentido era diferente. Que algún día iba a tener una gran responsabilidad sobre sus hombros.

“Su madre era muy estricta sobre eso”, comenta el exsecretario privado de la princesa Diana. “Le decía que había nacido para cumplir con una tarea especial, que sería una pesada carga. Pero que también sería una oportunidad para usar su enorme influencia para llevar el bien a aquellos menos afortunados que él”.

En 1995, a los trece años, el príncipe Guillermo comienza sus estudios en Eton, el colegio que forma a la élite masculina del país desde hace siglos. Dos años después, a los quince…

tuvo que superar una de las pruebas más crueles: la muerte de su madre, Diana, en accidente de tráfico, que siguió al agrio divorcio de sus padres.

“Guillermo es una persona bastante reservada. Obviamente le afectó profundamente la muerte de su madre. Ha dicho que piensa en ella todos los días”.

Tras un año alejado de los estudios, Guillermo llega a la Universidad escocesa de Saint Andrews acompañado por su padre. Era septiembre de 2001.

Mucho más mundano que su progenitor, no se le caen los anillos por cocinar o hacerse la cama en el apartamento que comparte con tres compañeros.

Entre ellos, Kate Middleton, su futura prometida. Él se licenciará en Geografía y ella en Historia del Arte.

Este es el edificio de Hope Street en el que vivieron al comienzo del segundo curso.

Por cierto, Saint Andrews tiene a gala que el diez por ciento de sus alumnos encuentra esposa en sus aulas.

Catherine Middleton es la mayor de tres hermanos. Nació el nueve de enero de 1982. Su madre era azafata y su padre piloto. Clase media que hizo fortuna gracias a la venta de artículos para fiestas infantiles por Internet.

Guillermo y Kate, una pareja “normal” que, como cualquier otra, ha experimentado sus altos y sus bajos. En 2007 vivieron una corta ruptura, atribuida al acoso de la prensa a la joven, que los tabloides británicos apodaron “Waity Katy”, “paciente Katy”.

Afortunadamente para ella, la espera valió la pena. A los diez años de conocerse, su príncipe por fin se decidió.

El compromiso fue anunciado el pasado noviembre. Desde entonces, Catherine hace prácticas de princesa ante la mirada complacida de sus compatriotas.