Última hora

Última hora

La boda real, todo un negocio en tiempos de crisis

Leyendo ahora:

La boda real, todo un negocio en tiempos de crisis

Tamaño de texto Aa Aa

El turismo generado por el enlace William-Kate, se espera más de un millón de visitantes, será una poderosa inyección de dinero en una economía británica que apenas sale de la recesión.

La boda viene a ser una gigantesca campaña de marketing de la marca Gran Bretaña.

Otros apuntan que el Reino Unido en realidad perderá 6.000 millones de euros por la falta de productividad.

La analista Cristina Rotariu, Bank of America, Merrill Lynch explica que “desde un punto de vista empresarial, el hecho de que los empleados cojan días de vacaciones y lleguen a tener dos semanas libres es algo negativo. Pero en la economía hay elementos sicológicos que no hay que ignorar: si todo el mundo piensa que el evento será economicamente positivo, así lo será.”

En cifras el turismo generará unos ingresos de 240 millones de euros. La venta de merchandising y recuerdos supondrá 234 millones de euros. Los restaurantes facturarán 365 millones de euros.

Los fastos reales harán olvidar la situación de crisis.

El Reino Unido ha evitado otra vez la recesión al registrar una expansión del 0,5% en el primer trimestre, respecto a los tres meses anteriores. En ritmo interanual, Gran Bretaña creció un 1,8%.

El sector de la construcción sigue acusando la crisis, con un desplome de más de un 4%, mientras se atisba una recuperación en la industria gracias a las exportaciones.