Última hora

Última hora

La creciente presión internacional irrita a Damasco

Leyendo ahora:

La creciente presión internacional irrita a Damasco

Tamaño de texto Aa Aa

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas discutió la pasada madrugada una declaración de condena a la represión de las protestas en Siria que no salió adelante por las reticencias de Rusia y China.

Sin embargo el secretario general de la ONU Ban Ki-moon fue muy claro: “Condeno absolutamente la violencia continuada contra los manifestantes pacíficos, en particular el uso de tanques y fuego real que ha matado y herido a centenares de personas. Debería haber una investigación independiente transparente y efectiva” dijo Ban.

El embajador sirio ante la ONU Bashar Ja’Afari replicó que Siria no necesita ayuda para investigar las muertes y denunció la “agenda oculta” de algunos manifestantes y la injerencia de algunos países que quieren “desestabilizar Siria”. Ja’Afari acusó a la ONU de dejarse llevar por las informaciones de la prensa: “El Consejo de Seguridad no debería reaccionar a lo que dice la prensa. El Consejo de Seguridad es un cuerpo responsable, encargado de mantener la paz y la seguridad. Sólo debería confiar en los informes oficiales. Informes oficiales, no de los medios” decía, dando por terminada su rueda de prensa.

Su homóloga estadounidense Susan Rice acusó a Damasco de buscar ayuda iraní para reprimir las protestas y pidió el “fin inmediato” de la violencia.