Última hora

Última hora

¿Sí o no a la monarquía?

Leyendo ahora:

¿Sí o no a la monarquía?

Tamaño de texto Aa Aa

Hay muchas formas de enfocar la boda real. Mientras que para muchos es un evento histórico inolvidable, para otros es un despilfarro económico.

Con una tasa de paro cercana al 8%, son muchas las voces que sostienen que el dinero podría ser empleado en reformas sociales.

“Creo que todo está mal. Deberían gastar ese dinero en nosotros. Darnos oportunidades…tener trabajo”, dice un cocinero en paro.

Tres de cada cuatro británicos se declaran firmemente defensores de la monarquía. Sin embargo, el movimiento republicano ha crecido en Inglaterra según se acerca el día de la boda.

“No soy pro realeza, soy anti monárquico”, dice un viandante. “Pienso que en estos días, a estas alturas, la monarquía es algo pasado de moda. El dinero que nos cuesta a los que pagamos impuestos supera ampliamente el dinero que genera”.

“Está bien toda la pompa y boato. La gente dice que para el turismo es bueno, pero ellos ya tienen muchos palacios para que los visiten los turistas. La verdad es que ya no sé cuál es su lugar en la sociedad”.

La boda del príncipe Carlos y Diana tuvo una audiencia de 750 millones de espectadores y esta vez se esperan más de dos mil millones frente a los televisores.

Todo parece indicar que la expectación es mucho mayor pero, ¿es eso cierto? Nos responde un periodista de The Guardian.

“En los últimos 30 años, el cuento de hadas se ha desvanecido en lo que es la cruda realidad. La gente sabe que la imagen no es lo que parece”, dice Stephen Bates.

La mayoría está de acuerdo en que la monarquía es una institución del pasado que ha sobrevivido gracias a haber cedido el poder real a los políticos. No piensan lo mismo sus detractores.

“No creo que sea democrático tener privilegios reales, que son poderes que pueden ser usados sin consultar al Parlamento. El Parlamento nos representa a todos. Y creo que si algo pasa en este país debería decidirse con consultas al pueblo y sus representantes, no con una familia que ha nacido en esa posición y que son los jefes de Estado. No es bueno en una democracia moderna”.

A pesar de que este enlace ha reavivado la polémica sobre el futuro de la monarquía, tampoco parece que haya una voluntad de cambiar este sistema fuertemente enraizado en la sociedad británica.

“Es muy antidemocrático, pero no hay una intención democrática para cambiarlo en estos momentos”, explica Bates.

Todo parece indicar que la monarquía perdurará durante muchos más años en el Reino Unido. Seguramente, verá nacer a los descendientes de los hasta ahora prometidos y convertirse en los futuros herederos al trono británico.