Última hora

Última hora

"Hemos atravesado el infierno"

Leyendo ahora:

"Hemos atravesado el infierno"

Tamaño de texto Aa Aa

Cientos de muertos y desaparecidos, ciudades y pueblos devastados, árboles y tejados arrancados de cuajo. El sur de Estados Unidos sigue inmerso en una pesadilla tras la cadena de tormentas y tornados que se ha abatido sobre varios estados. Se considera que podría ser el peor desastre natural sufrido por el país desde el huracán Katrina en 2005.

De los más de 300 muertos contabilizados por el momento, más de 200 fallecieron en Alabama, el estado que se ha llevado la peor parte. En la ciudad de Tuscaloosa, con 83000 habitantes, un monstruoso tornado barrió del mapa barrios enteros. Bajo montañas de escombros, ahora se buscan supervivientes. “Buscamos a nuestros seres queridos. Oímos quejidos, pero no conseguimos encontrar a nadie”, dice una mujer.

Como almas en pena, algunos habitantes de las zonas arrasadas erran llorando y lamentándose.

“El infierno. Hemos atravesado el infierno. No hay otra forma de describirlo. A pesar de que lo he perdido todo, me siento afortunado por seguir con vida”, explica un hombre, de pie sobre los restos de lo que fue su casa.

Un millón de personas sigue sin electricidad en Alabama, a donde este viernes se desplazará el presidente Barack Obama. Misisipi, Tenessee, Arkansas, Georgia, Virginia o Luisiana, son otros de los estados afectados por el fenómeno destructor.