Última hora

Última hora

Londres se viste de gala

Leyendo ahora:

Londres se viste de gala

Tamaño de texto Aa Aa

Ha sido un viernes sin lluvia, fresco y de un tono grisáceo. Sin embargo, el rojo, el blanco y el azul de la Union Jack (bandera del Reino Unido) coloreaban las calles de un Londres de gala.

Para decenas de miles de personas ha sido el día más esperado del año. Un día festivo, la ocasión perfecta para sacar las banderolas, las cámaras de fotos y los prismáticos. Y con un solo objetivo: acompañar a los reales cónyuges a su histórico enlace.

Horas e incluso días de espera, para seguir, hacia la abadía de Westminster, a la nueva princesa del Reino Unido.

“Estaban muy guapos, muy bien vestidos con sus trajes de ceremonia, llenos de medallas y adornos. Sentados con la espalda muy recta y parecían muy seguros de si mismos y excitados por lo que les esperaba”, relataba una presente.

“Es una chica preciosa. No lleva nunca demasiado maquillaje. Es como nosotros. No estoy diciendo que yo sea tan guapa como Kate pero es una chica normal, sencilla, que no lleva las uñas largas ni mucho maquillaje. Es perfecta, perfecta para la familia real”, comentaba emocionada otra espectadora a las afueras del Palacio de Buckingham.

Ambiente festivo para una boda que ha contado con fuertes medidas de seguridad que impidieron incidentes graves. El acceso a la plaza de Trafalgar estaba restringido y muchas personas siguieron la ceremonia detrás de las barreras. Una ocasión perfecta para vestir las mejores galas.