Última hora

Última hora

Centenares de miles de cristianos celebran la beatificación de Juan Pablo II

Leyendo ahora:

Centenares de miles de cristianos celebran la beatificación de Juan Pablo II

Tamaño de texto Aa Aa

Una gran foto de hace 21 años con estola roja se desveló en la plaza de San Pedro anunciando al nuevo beato.

El papa Benedicto XVI concedió que Juan Pablo II fuera llamado en adelante beato, siervo de Dios, primer paso para la santidad. Un proceso urgente, por aclamación, sin la figura del abogado del diablo que presente las sombras de la hagiografía. Juan pablo II eliminó de los procesos de beatificación esa especie de “marchamo de calidad “ en el proceso de “fabricación” de los santos

El féretro del nuevo beato fue emplazado junto al altar Mayor y tuvo encima el preciado evangelario medieval de Lorsch

Esta beatificación es la más multitudinaria de la historia. Tampoco tiene precedentes contemporáneos. Ningún papa había proclamado beato a su predecesor en los últimos mil años.

En medio de aplausos y gritos de entusiasmo de los fieles cristianos, dos monjas, llevaron una ampolla con la sangre del nuevo beato ante el papa.

Sor Tobiana, la monja polaca que cuidó al Papa hasta su muerte, se acercó a Benedicto XVI junto a Marie Simon Pierre, una monja francesa que dice haberse curado milgarosamente de Parkinson. Algo patente a los ojos de la fe católica, no validado ni ante la ciencia ni ante la razón común.

Según las autoridades italianas cerca de un millón de devotos católicos han cubierto Roma de un inacabable manto humano.

El contraste a este entusiasmo viene de las protestas de las asociaciones de víctimas de las violaciones de curas pederastas. Acusan a Juan Pablo II de encubrimiento y negligencia. También de las críticas a sus complacencias con las dictaduras no comunistas, las militares de Sudamerica y Centroamérica.

El papa recordó en su homilía durante la misa que siguió al ritode beatificación sus vivencias junto a Juan Pablo II y especuialmente su llamamiento no tener miedo a abrir las puertas a Cristo.

Ha vivido la ceremonia en El Vaticano el enviado especial de EuroNews Enrico Bona: “Ahora que los fieles dejan la Plaza de San Pedro se ha formado una nueva cola a la entrada de la Basílica. Desde hoy, los que así lo quieran pueden rezar ante los restos de Juan Pablo II, ahora beato, frente al altar en que ofició misa durante años”.