Última hora

Última hora

Bin Laden, el terrorista más buscado

Leyendo ahora:

Bin Laden, el terrorista más buscado

Tamaño de texto Aa Aa

Nada presagiaba que un niño de familia rica saudí nacido en 1957, que trabajaba en los negocios de construcción de la familia, iba a convertirse en emblema del terrorismo internacional.

Pero entonces el jefe de los servicios secretos saudíes le ofreció organizar el reclutamiento de voluntarios para luchar en Afganistán contra la Unión Soviética que invadía el país.

El islamismo combatía el expansionismo soviético, algo bien visto por los Estados Unidos. Con dinero saudí y estadounidense Bin Laden reclutó y formó sus grupos paramilitares. Los soviéticos se fueron en 1989. Bin Laden quiso seguir…

Más detalles…

La ruptura con Arabia saudí y Estados Unidos la refrenda la Guerra del Golfo. En 1993 un coche bomba sacude la planta baja de la Torre Norte del World Trade Center. Seis personas mueren.

Cinco años después es el sospechoso de los atentados contra las embajadas estadounidenses en Nairobi, Kenya y Dar el Salaam, en Tanzania. 224 muertos. Washington ofrece cinco millones de dólares por su captura.

En 1999 ya es uno de los diez fugitivos más buscados por el FBI.

El 11 de septiembre de 2001 cambió la política mundial cuando dos aviones derrumbaron las Torres Gemelas de Nueva York. Más de 2.600 muertos. Bin Laden y Al Qaeda son señalados de inmediato.

Unos días después, en un vídeo, Bin Laden celebra el atentado. Afirmaba que Estados Unidos tan solo recogía el fruto de lo que había sembrado en Oriente Medio.

En otro vídeo, algunos meses después, Bin Laden habla del atentado. Asegura que nunca creyó que conseguiría demoler los dos rascacielos y explica que los terroristas no supieron cual era el objetivo hasta tenerlo delante.

Unas palabras que obtienen una respuesta inmediata por parte de George Bush.

“Quiero su captura, quero justicia. Hay un viejo cartel del Oeste que dice: se busca vivo o muerto”, señaló Bush.

Washington declaró la guerra al terrorismo. Este pretexto sirve para invadir Irak. El mundo se vuelve más turbio e inseguro. El símbolo de la guerra santa contra Occidente logra ocultarse para periódicamente repetir en video sus amenazas apocalípticas.